¿Qué puede hacer el Coaching Sistémico por ti?

Este fin de semana he tenido la suerte de asistir a la formación de “Coaching Sistémico” y de “Coaching de Equipos” de la mano del Centro de Coaching Europeo.

El Coaching Sistémico sirve para ayudar a cada persona que forma parte de un sistema a contribuir a su conjunto y a lograr un equilibrio. Un sistema puede ser una familia, una escuela, una empresa, un grupo de amistades…

Te ayuda a ser consciente de la posición en la que te encuentras en tu realidad y desde dónde ves tu realidad. Cuando una persona del sistema cambia todo el sistema cambia. Es como el “efecto mariposa”.

“No se toca una flor sin importunar a una estrella” James Thomson.

Este tipo de coaching se suele utilizar en empresas y ayuda a detectar posibles problemas que haya en la empresa, hacer un diagnóstico y solventarlo.

En mi caso, a partir de ahora lo voy a aplicar en mis sesiones individuales, es un complemento a mi conocimiento, y las dinámicas que hemos aprendido aportan mucho valor y conciencia a la persona que inicia un proceso de coaching.

 Ayudan a mejorar el vínculo con su sistema, ya sea con la familia, en el trabajo o en el parque con las demás familias.

Sigo viendo en esta metodología la importancia del cambio. Los cambios los generas tú a través de la acción. El cambio empieza por ti.

Muchas veces nos quedamos a esperar que el mundo cambie y, ¿qué pasa? No pasa nada, sigues estando igual, sintiendo lo mismo, pensando lo mismo, viendo lo mismo…

¿Cómo te gustaría estar? ¿Qué te gustaría sentir, pensar, ver? ¿Quieres cambiar el mundo? Pues empieza por ti.

Te voy a poner un ejemplo: imagina que sientes mucho agobio porque tienes mucho trabajo, cada vez tienes más estrés, mayor cansancio, todo lo ves negro… Tienes dos opciones: una seguir como estás y otra cambiar esta situación, pensamiento y emoción.

¿Cuál prefieres? Yo elijo cambiar. 

¿Cómo iniciar un proceso de coaching sistémico que te lleve al cambio? 

Se trata de un trabajo personal e individual que puedes comenzar a recorrer en compañía de profesionales del coaching. Pero el primer paso y lo más importante, y a la vez difícil, es tomar conciencia de cómo estás, de qué te pasa y de qué sientes.

Muchas veces no tenemos la distancia suficiente para darnos cuenta de lo que nos está pasando. Una vez que somos conscientes de ello toca reflexionar: ¿Qué es lo que quiero? ¿Cómo quiero sentirme? ¿Cómo voy a cambiar esta situación? ¿Qué está en mi mano y qué no?

Después de una larga reflexión es importante que detectes los cambios que quieres hacer y tomar acción. También es importante detectar patrones de comportamiento. Hay patrones que nos pueden ayudar y otros que, todo lo contrario. Así que, si encuentras un patrón que te ayuda poténcialo.

Por ejemplo, imagina que cada vez que sientes estrés o nervios, inconscientemente, te pones a respirar y esto te tranquiliza. Bueno pues utilízalo como anclaje, aprende a respirar de forma correcta y practica esa respiración ya que es algo que te ayuda.

Y si detectas patrones que no te ayudan intenta cambiarlos. Imagina que cuando te piden algo lo primero que haces es enfadarte, ¿qué podrías hacer para no enfadarte? Por ejemplo, respirar hondo, contar hasta diez, decirle a la otra persona “Espera un momento que ahora vengo” y te vas al baño a relajarte.

Piensa que tienes que buscar la fórmula que se adapte a ti. Puede que trabajes en un sitio en el que no puedas moverte de tu sitio de trabajo o que esto te pase en una situación en la que la respuesta deba ser inmediata.

Todo el potencial está dentro de ti. Las herramientas las tienes tú, búscalas y las encontrarás.

Debes tener paciencia. Algo que has estado haciendo toda la vida no lo vas a cambiar de la noche a la mañana. Pero practicando lo harás, sabes que puedes.

Otra cosa que tiene en cuenta el coaching sistémico y que te puede ayudar es la globalidad. Es importante que no veas tu entorno en una linealidad, sino desde la globalidad. Amplía tu mirada y observa lo que te rodea con atención, y mira a ver si puedes ver las cosas desde otra perspectiva.

¡Así que, ya sabes! Si quieres mejorar el vínculo que tienes con un sistema observa qué puedes hacer, cambia de sitio y espera a ver qué pasa.

Recuerda que puedes contactar conmigo y podemos comenzar a trabajar ya. Desde el coaching individual, bien presencial u online, te acompaño a dar esos primeros pasos, buenos hábitos que te acompañen de por vida.

¿Te ha ayudado el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

He leído y acepto los términos y condiciones

Debes saber que al solicitar tu suscripción, tus datos serán incorporados a un fichero automatizado propiedad de Oihana Penades Basterretxea cuya finalidad es enviarte información sobre productos y actividades de la empresa. Para ello necesitamos tu consentimiento expreso y, por ello, enviaremos a tu email un enlace de confirmación de la suscripción. Trabajamos con encargados del tratamiento dentro del acuerdo “Privacy Shield”, garantizando así la privacidad de tus datos. Tus datos serán conservados mientras no nos solicites su supresión. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición así como otros derechos mandándonos un email a info@oihanapenades.com. Más info en la Política de Privacidad de la web.