La muerte es algo natural e irremediable

En mi entorno, hablar sobre la muerte siempre ha sido algo tabú. Nadie se ha sentido nunca cómodo o cómoda hablando sobre ella, de hecho las palabras “Muerte” o “Fallecimiento” no se han utilizado como tal, se prefería decir “se ha ido”, “está en el cielo”, “ya no está”… No éramos conscientes de que la muerte es algo natural e irremediable.

Con el Festival “Dando Vida a la Muerte” lo que queremos conseguir es que las personas se sientan cómodas hablando sobre este tema y que la muerte tenga el espacio que se merece. Ésto no se consigue de la noche a la mañana, además cada persona necesita un tiempo para ello. Gracias a este tipo de Festivales y a las actividades relacionadas con el tema de la muerte, la gestión del duelo, los cuidados paliativos, el acompañamiento de personas a la muerte… vamos cambiando nuestra mirada hacia ella y deja de ser un tabú para convertirse en un tema más del que hablar con naturalidad.

En base a mi opinión, a mi propia experiencia y a mi formación, se que es muy importante ver a la Muerte como algo natural e irremediable, sobretodo algo natural. Cuando cambiamos nuestra mirada hacia ella, algo cambia en nuestro interior y nos ayuda a gestionar mejor nuestras emociones.

¿Qué pasa cuando aprendemos a gestionar nuestras emociones?

Por ejemplo, cuando estamos acompañando a alguien a morir, una buena gestión de nuestras emociones nos va a ayudar a estar más serenas y a ser el sostén que esa persona necesita. Podremos acompañarle de una manera de calidad, con amor, con comprensión, con energía…

Podremos llorar juntas, reír juntas, recordar juntas, gritar juntas… Lo que la otra persona necesite en cada momento.

Por otro lado, cuando estamos pasando por un proceso de duelo, una buena gestión nos ayudará a que el proceso de duelo no se alargue en el tiempo y que el dolor no se convierta en sufrimiento. Ésto último es muy importante porque el dolor va a venir queramos o no, pero el sufrimiento se puede evitar. Por supuesto que vamos a tener dolor y vamos a sufrir, pero si aprendemos a gestionar el dolor y transitamos por él, el sufrimiento puede ser menor e incluso desaparecer.

Estos últimos años yo he cambiado mi mirada hacia la Muerte. He aprendido a respetarla y a no mirarla con odio. Ésta ha sido la clave para que mi proceso de duelo llegue a su fín.

Algo que suelo decir siempre es que cuando alguien muere es como cuando te haces una herida, en tu cuerpo aparece una raja muy muy muy profunda…. Con el tiempo esa profundidad se va haciendo menos profunda y la herida va cicatrizando. La cicatriz se va a quedar contigo de por vida, a veces puede que la cicatriz se abra un poco pero volverá a cerrarse. Y así será toda la vida.

Cuando mueren las personas que amamos nunca van a irse de nuestra vida, se quedan en nuestro corazón, en nuestros recuerdos… Por eso habrá momentos en los que la cicatriz se abra, pero si hacemos una buena gestión de nuestras emociones, esa herida la cerraremos con una sonrisa y recordando todo lo bueno y lo bonito que esa persona nos dió y nos enseñó.

Cuando lo sientas así… ENHORABUENA… Vas por buen camino 😉

¿Y ésto cómo se hace?

El primer paso para gestionar nuestras emociones es respetarse a una misma. Respetar las emociones que tengas en cada momento y transitar por ellas. Si quieres llorar: LLORA, si quieres gritar: GRITA, si quieres sonreír: SONRÍE… Todo lo que venga está bien.

Después PARA y REFLEXIONA. Parar es muy importante porque nos ayuda a ser conscientes de cómo nos encontramos. De esa manera después seremos capaces de reflexionar y ver cómo podemos avanzar hacia adelante y coger fuerzas para REHACER nuestra vida.

El tiempo no lo cura todo, pero ayuda a que, si trabajamos en nosotras mismas, nuestro dolor se vaya haciendo cada vez más pequeñito.

Oihana Penades

Busca una terapia que te ayude a gestionar tus emociones. Por ejemplo dentro del coaching la gestión emocional se trabaja mucho porque al final es algo que es necesario para cualquier apartado de tu vida. Yo trabajo con un montón de dinámicas que te ayudan a hablar con tus emociones, a transitar por ellas, a entenderlas, a hacerte su amiga, a aceptarlas… En definitiva, ejercicios y dinámicas que te llevan al bienestar.

Y volviendo al tema de la reflexión, te invito a que reflexiones sobre lo que es la Muerte para ti. A mi me ayuda pensar que la Vida es como es, a veces nos trae cosas maravillosas y otras nos trae las peores tragedias que podíamos pensar. Lo importante es lo que hacemos con las emociones o sentimientos que nos trae.

Al final yo veo dos caminos, uno te lleva hacia la serenidad y otro hacia la tristeza eterna. Tu ¿Por cuál quieres ir? Es tu decisión y tu responsabilidad.

No puedes echar la culpa a la Vida o a la Muerte por tu infelicidad.

Oihana Penades

Al principio es normal echar la culpa a todo lo que te rodea, incluso a ti misma o a la persona que ha muerto. Pero no te quedes anclada a ese pensamiento, ésto no te ayuda. Te lo digo por propia experiencia.

Dependiendo de cómo mires a la muerte así vivirás tu vida.

¿Cómo quieres vivir la Vida?

Me gustaría que me dejases en los comentarios la respuesta a esta gran pregunta:

¿Qué es la Muerte para ti?

¿Te ha ayudado el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)

Cargando...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

He leído y acepto los términos y condiciones

Debes saber que al solicitar tu suscripción, tus datos serán incorporados a un fichero automatizado propiedad de Oihana Penades Basterretxea cuya finalidad es enviarte información sobre productos y actividades de la empresa. Para ello necesitamos tu consentimiento expreso y, por ello, enviaremos a tu email un enlace de confirmación de la suscripción. Trabajamos con encargados del tratamiento dentro del acuerdo “Privacy Shield”, garantizando así la privacidad de tus datos. Tus datos serán conservados mientras no nos solicites su supresión. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición así como otros derechos mandándonos un email a info@oihanapenades.com. Más info en la Política de Privacidad de la web.